I.V.A. en las Comunidades de Propietarios

El IVA en las Obras de reparación y conservación en las Comunidades de Vecinos

En las Obras de reparación y conservación realizadas en una Comunidad de Vecinos se aplicará el tipo impositivo del 10%:

– Obras conexas a la rehabilitación: Albañilería, fontanería, carpintería, climatización, instalaciones eléctricas y de agua, protección contra incendios…

– Obras análogas a la rehabilitación: Refuerzo de cimientos, arreglo de fachadas, instalación de ascensores y elementos para salvar barreras arquitectónicas…

El tipo reducido del 10% se aplica a las ejecuciones de obras de reparación y conservación, en cambio se aplicará el 21% a los servicios de mantenimiento. Por ejemplo para la instalación de un ascensor se aplica el 10%, pero para el  mantenimiento del ascensor se aplica el 21%.

Requisitos para aplicar el 10% de IVA en Obras de reparación y conservación:

–          Que el material empleado para la obra sea inferior al 40% de la base imponible de la operación.

–          El propietario o destinatario debe ser persona física y utilizar la vivienda para su uso particular.

–          Que las obras de reparación se inicien después de dos años de construirse la vivienda.

Para la construcción de garajes también se aplicará el 10% de IVA.

El IVA en los servicios que las entidades o profesionales prestan a la Comunidad de Vecinos

Cuando un profesional emita una factura a la Comunidad por los servicios prestados: limpieza, administración…, en la factura deberá aparecer la base imponible y el IVA correspondiente, debiendo abonar la Comunidad la totalidad de la factura, incluido el IVA.

El profesional tiene la obligación de declarar el IVA en la Agencia Tributaria por medio de las liquidaciones trimestrales y anuales. En cambio, no existe normativa vigente que exija a la Comunidad de Propietarios declarar el IVA por estos servicios recibidos aunque lo haya abonado.

El IVA en los servicios que presta la Comunidad de Vecinos

Si la Comunidad presta o realiza actividades como alquiler de locales, viviendas, vallas publicitarias…, está obligada a declarar el IVA en la Agencia Tributaria por medio de las liquidaciones trimestrales o anuales.

A diferencia de nuestros colegas europeos como Eslovenia, Países Bajos, Reino Unido, Irlanda… en los que la mayoría de su población vive en viviendas unifamiliares o chalets adosados o pareados, en España, la mayoría de los ciudadanos vivimos en Comunidades de Propietarios.

Al vivir en Comunidad, cada vez que nos llega una gran derrama por obras de rehabilitación, cambio de calderas, ascensores… lo primero en lo que pensamos es en la posibilidad de deducirnos el IVA soportado de estas facturas, pero… ¿podemos hacerlo?

Las Comunidades de Propietarios, como cualquier persona física, tienen la consideración de usuarios finales, por lo tanto no podrán deducirse el IVA soportado de las facturas por obras o servicios contratados para la finca. Como destinatarios finales del IVA, este impuesto deberá ser considerado como gasto final e incluirse como parte del presupuesto anual de la Comunidad.

¿Qué sucede si la Comunidad de Propietarios obtiene beneficios del alquiler de espacios comunes?
Es muy frecuente, que algunas Comunidades de Propietarios obtengan beneficios por el alquiler de espacios comunes, como por ejemplo la colación de un espacio publicitario en la fachada o la instalación de una antena de telefonía. En estos casos, tendrá la consideración de actividad empresarial y deberán emitir las correspondientes facturas con IVA que deberán repercutir, realizando la liquidación trimestral a la Hacienda Pública. El IVA que deberá aplicar la Comunidad de Propietarios en estas facturas, será, en todos los casos, del 21%.

De la misma manera que la Comunidad de Propietarios está obligada a declarar el IVA por estos ingresos, podrá deducirse el IVA soportado de los gastos que estén relacionados exclusivamente con la obtención de estos rendimientos. Por ejemplo, si fuese necesaria la instalación de focos para iluminar el espacio publicitario de la fachada y esta factura corriese a cargo de la Comunidad de Propietarios, podrían deducirse el IVA soportado.

En el caso de que el rendimiento se obtenga por el alquiler de una vivienda que forme parte de la Comunidad de Propietarios (por el alquiler del piso del portero por ejemplo), estarán exentos del IVA, por lo que en estos casos no procederá realizar la liquidación del IVA.

Todas las Comunidades de Propietarios estarán obligadas a presentar el modelo 347 cuando existan operaciones con terceros que hayan superado durante el ejercicio los 3.005,06€ Estarán exentos los pagos por suministros de energía eléctrica, combustibles y agua destinados al consumo comunitario y los seguros de los espacios comunes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *